Sobre mí

 

Desde siempre me ha interesado la alimentación. La he visto como un medio para mejorar nuestra calidad vida. Así nos lo han vendido.

Sin embargo cuando empezaba a seguir esas recomendaciones generales, que dan los que nos venden una mejor salud a través de la alimentación, mi calidad de vida rara vez mejoraba. Y, si mejoraba los efectos no eran sostenibles en el tiempo y acababa sumido en la misma situación anterior, o peor.

Decidí estudiar dietética, para conocer más a fondo la nutrición, lo hice por el medio tradicional.

Me lleve una gran decepción, pues resultó que solo nos enseñaban una cara de la moneda. La nutrición estaba vista como un conjunto de dietas.

-Dietas para todo tipo de males o enfermedades, muchas causadas por el estilo de vida moderno.

– La Dieta recomendada para la gran mayoría  “sana”, la cual a mí no me servía.

No era precisamente lo que buscaba, por ningún lado aparecía la asignatura nutrición para un cuerpo optimizado, o nutrición para llevar tu cuerpo a otro nivel. Desde luego no era la parte de la nutrición que me interesaba.

Todo empezó a cambiar un día que conocí la dieta Paleolítica. Al principio fui reticente puesto que en ciertos aspectos era muy contraria a lo que me habían enseñado.

Pero ciertos fundamentos se me grabaron y me invito a soñar con que una forma optima de nutrir el cuerpo quizás sí era posible. Aun así esa semilla permaneció dormida en mi cabeza cierto tiempo.

Por suerte, fue un corto periodo de tiempo, hasta que otro magnifico día Youtube me recomendó un vídeo de una conferencia de un Doctor que hablaba sobre los químicos en los alimentos y demás conceptos sobre la alimentación moderna que resultaban dañinos.

A partir de ahí empecé a interesarme más por una alimentación diferente, comencé a investigar, a leer blogs y libros de autores referentes en la Paleo dieta y nutrición con enfoque evolutivo, a mirar conferencias en Internet…

Resulta que gran parte de las recomendaciones dietéticas – nutricionales generales van en contra de lo que necesitamos para desarrollar una salud plena y un físico optimo, si porque en lo que se refiere a ejercicio físico también nos la han clavado.

Es por eso que divulgar un nuevo enfoque sobre la nutrición y el ejercicio físico que realmente ayude a mejorar el cuerpo y la salud es necesario y para mí se ha convertido en un deber moral.

El camino hacia la Plenitud Física no ha hecho más que empezar, porque es un camino, esto no va de dietas.

Únete, forma parte de este movimiento y hagamos de la compañía una ayuda para avanzar hacia una salud más plena y contribuyamos a engrandecer y extender las redes de este cambio, el de la búsqueda de una Salud Plena y un Cuerpo Pleno.

Atentamente,

Nelson Ledesma

Guia "Cuerpo Pleno"